medio-siglo-de-radio-en-soria

Medio Siglo de Radio en Soria (1952 – 2002)

25.00€

ISBN: 84-931661-8-9 Colección: Año de publicación: Género: Autores: Diseñador:
Ficha ténica
Título MEDIO SIGLO DE RADIO EN SORIA (1952-2002). De la Estación Escuela nº 2 a RNE.
Autores  Silvano Andrés de la Morena
Carme Muñoz Gimeno
Prólogo Mª Jesús Chao Álvarez de Sierra
Editorial   Soria Edita
Año 1ª edición  2002
Colección   Fuera de colección
Género   Estudio
Idioma  Español
Encuadernación   Tapa dura
Nº de páginas 
Fotografías  Si
Formato   Incluye CD
ISBN   84-931661-8-9
PVP   25,00 €

Sobre el libro

Ahora se cumplen cincuenta años de la primera transmisión hecha en, desde y para Soria a través de una estación radiofónica. En este medio siglo transcurrido desde aquella medianoche del 1 al 2 de noviembre de 1952, la radio, primero institucional y comercial al mismo tiempo, ahora privada y pública en convivencia, ha pasado por épocas de aciertos y por momentos de errores, logró resonantes éxitos y otras veces cosechó merecidas recriminaciones. Pero no se puede pasar por alto todo lo que ese medio extraordinario aportó a la vida de varias generaciones de sorianos, en la larga noche de la dictadura, eso sí, con más objetivos de evasor entretenimiento que de fines instructores de comunicación.

¿Alguien puede concebir en nuestros tiempos la existencia social sin la contribución de la mágica voz que nos llega a través del éter? Y no lo decimos porque queramos hacer un interpretación estricta y unilateralmente optimista, sino porque es una realidad del todo asentada, que exige, además, pues buscamos ser objetivos, exige, decimos, análisis contrastados que nos presenten un panorama amplio, en el que aparezca la realidad de la vida misma, la de sus luces y la de sus sombras.

Es de ciegos dogmáticos ignorar su influencia poderosa y ocultar el profundo impacto que a lo largo del tiempo ha marcado, desde hace cincuenta años en Soria, como antes en el resto de España, cuando desde 1924 empezó un viaje que no se ha detenido. Los sucesivos pasos de la evolución técnica que llevaron de la galena a las lámparas, más tarde al transistor y ahora a las nuevas tecnologías, han sido capítulos diacrónicos de significado emocional para quienes recuerdan su apego a la radio en momentos de oscuridad vital en la historia de España y, por lo tanto, de estas tierras sorianas, en las que el largo frío del invierno invitaba a buscar la compañía única (y única compañía) de la radio. Así, diferentes generaciones de conciudadanos se identifican con unas formas de hacer radio, con unos aparatos, con unas voces, con unos recuerdos. El ejemplo del programaOndas de medianoche de Radio Soria es paradigmático en este sentido. No sería arriesgado incluso afirmar que la programación radiofónica ha marcado tradiciones culturales que forman ya parte de la historia moderna de Soria. Porque la historia de la radio es un capítulo, importante por cierto, de la historia general moderna. Un capítulo en el que aparecen, transversales, fenómenos de todos los aspectos de la vida social: la política, la cultura, la economía, la vida diaria o el resto de los medios de comunicación. La radio soriana tiene su historia, ahora ya escrita; y también tiene sus protagonistas. De lo que no estamos tan seguros es de que haya logrado alcanzar unas características específicas, diferenciadas, y una autonomía  mínima respecto de los centros de los que siempre ha dependido.

La radio tuvo en algunos momentos una presencia importante, aunque en ninguno alcanzara los de su competidora inmediata y más poderosa, la televisión. Pero esto nos puede llevar a una reflexión, en el sentido de que tal vez su influjo no fuera menor en el pasado, antes de nacimiento de la pantalla, pero, por fortuna, menos nocivo. Las causas habrá que buscarlas en que es un medio más activo, que exige más participación, entrega y dinamismo por parte de sus fieles receptores. Aquí reside la magia de la palabra, que, tal vez, y contradiciendo al refrán, valga más que cien imágenes. Pensemos por un momento, ¿qué es más arriesgado, exponerse excesivamente al medio radiofónico o al televisivo? Y no lo decimos porque queramos desde aquí desacreditar ningún medio de comunicación de masas, pero, muchos estudios, objetivos y rigurosos, han demostrado el gran papel de la radio como medio vehiculador.

La radio cumple un extraordinario papel de compañía, de información, de reflexión, como lugar de intercambio de conocimientos, como instrumento de actualización permanente o simplemente de entretenimiento. Por eso, la radio está en todos los rincones, nos acompaña a todos los sitios, en el coche, en la cocina, en la habitación o en las calles, con la aglomeración de las grandes ciudades en la que a uno reconforta en su propia soledad. Y es que efectivamente, la radio es una ventana abierta al mundo que, no exigiendo casi nada, requiere un papel activo de quien la escucha. Se puede oír en grupo bullanguero, se puede sintonizar en la soledad pastoril del páramo.

Cincuenta años de radio en Soria pueden parecer muchos o pocos, según se perciba la realidad social. A esta tierra, las cosas llegan cuando llegan. Pero también llegan como llegan. Y en esas circunstancias temporales o procedimentales, reconocemos también nuestra historia. La radio llegó, pero en este hecho la sociedad civil soriana tuvo un papel activo bastante marginal. Llegó porque algunas fuerzas del régimen descubrieron la importancia del medio. También para eso estuvo la radio. Para ocultar. Aunque fuera amablemente, porque si así fuera mejor se conseguían los objetivos. ¿O acaso a la radio soriana no se le pueden y deben formular reparos, quejas y objeciones? “Una historia de luces y sombras”, en palabras de una de sus más populares profesionales, Angelines Reglero. Efectivamente. ¿Acaso podía ser de otra manera? Lo cual nos debe llevar a evaluar estas cinco décadas en todo su significado. Eso es lo que hemos pretendido con nuestro trabajo. Nada nos alegraría más que haberlo conseguido.

Hoy España es un país democrático, en el que la libertad de expresión está formalmente garantizada y amparada por todo el sistema jurídico. En Soria funcionan varias emisoras, lejos de aquel monopolio de la primera, propiedad del Frente de Juventudes. Así, nos permitimos demandar desde aquí, aunque tal vez no sea ni necesario por evidente, un papel activo, crítico, riguroso y comprometido de la radio con Soria, que, no sólo continúe con su ponderada labor informativa, cultural y lúdica, sino que estimule las actitudes emprendedoras, solidarias, educativas y concienciadoras que puedan servir para que Soria no caiga en el letargo al que nos acercamos.

Pero ese compromiso no puede ser sólo de los medios de comunicación, sino que tiene que ser de toda la sociedad civil, de los sectores de la cultura, de las fuerzas sociales y, naturalmente, del mundo de lo público, porque siempre actúa la radio como retrato de la sociedad en la que vive. Una sociedad exigente demandará una radio exigente. La técnica en sí misma servirá de poco si somos incapaces de darle un uso más humano, que busque el bien general. Exijamos que la radio que se hace en Soria esté a la altura, pero tengamos también nosotros, todos los actores de la sociedad civil, unas aspiraciones culturales, de calidad de vida, dinamizadoras del compromiso con nuestra realidad. En definitiva, humanas en general, acordes con los tiempos en los que nos toca vivir.

© Silvano Andrés de la Morena
© Carme Muñoz Gimeno

Opiniones

Reseñas

No hay reseñas todavía.

Se el primero en valorarlo “Medio Siglo de Radio en Soria (1952 – 2002)”