Recorte de prensa – Diario de Soria: Acto Homenaje a Machado Organizado por Soria Edita

Leonor, se canta lo que se pierde

DIARIODESORIA.es |

La obra poética de Antonio Machado cambió tras su paso por Soria. Desde que el poeta aterrizó en la provincia, sus escritos siempre tuvieron presente la singularidad de esta tierra castellana, donde conoció a la que fue su esposa, Leonor Izquierdo. Tanto su mujer como la ciudad marcaron un antes y un después en su vida. Y en sus poemas. 
 
Estas son algunas de las conclusiones que se extraen de la mesa redonda que se celebró ayer en el salón Gerardo Diego del Círculo Amistad Numancia. Allí, a las 20.00 horas de la tarde, los escritores José María Martínez Laseca, Carmelo Romero y Marcos Molinero departieron, entre otras cosas, de la influencia de Soria y de su mujer en la obra poética de Antonio Machado. Lo hicieron en un año especial. Y es que en 2012 se cumple el centenario de la publicación de su obra ‘Campos de Castilla’ y también de la muerte de su esposa. 
 
La charla, que también contó con la presencia de Jesús de Lozar, de Soria Edita -organizadores de la velada literaria-, partió del libro ‘¡Sólo tu amargura es ella!’, de Molinero. A partir de esa publicación, los tres asistentes comentaron, ante la presencia de decenas de sorianos, distintas facetas de la vida del poeta de origen sevillano. 
 
El profesor José María Martínez Laseca destacó ayer que «cuando Machado llega a Soria se produce un cambio radical de lo que había sido su planteamiento anterior». «Soria va ser una tierra poética trascendida por encima de cualquiera de otras ciudades machadianas, inclusive de su ciudad de infancia (Sevilla), de su Madrid de Adolescencia o de su Segovia donde estuvo tanto tiempo», remarcó. Y es que, según indicó, «Soria, desde que aparece aquí Machado hasta que se va a Colliure, está presente en su obra». 
 
Para Laseca la influencia de Leonor Izquierdo en su obra poética también es notable. «Desde el momento que la conoce e irrumpe en ‘Campos de Castilla’, aunque no se le nombre expresamente, Leonor va estar de una forma permanente». 
El profesor de la Universidad de Zaragoza y escritor Carmelo Romero subrayó que «la influencia de ‘Campos de Castilla’ fue muy fuerte, sobre todo en el tema paisajístico». «Él mismo escribe a Juan Ramón Jiménez que la publicación de este libro le ayudó a vivir tras la muerte de su esposa poco después», apuntó.
 
Romero recordó que «todavía mucha gente ve los paisajes de Soria a través de los versos de Machado», y precisó que su mujer le influyó mucho. «Hay un verso de Machado que dice: ‘Se canta lo que se pierde’. A parte de muy poético es muy real porque es habitual añorar lo que se ha perdido. De ahí la influencia de Leonor en sus obras».
 
Marcos Molinero se posicionó en una línea similar a la de sus compañeros. «Leonor murió enseguida, pero influyó mucho en su obra y en su vida. Era una mujer de menos cultura que él, y su matrimonio con Machado sorprendió a Rubén Dario o JuanRamón Jiménez», aseveró. Además, subrayó que «si se lee despacio, tras el paisaje de Soria, siempre aparece una evocación» a ella.

No hay comentarios

Publicar un comentario